Jardinería: ahorro de agua

Califica esta publicación

XeriscapeAhorrar agua en el jardín es tan importante como en el interior del hogar. El acolchado, la recolección de agua de lluvia y la siembra de plantas resistentes a la sequía pueden ayudar a reducir el tamaño de la aspersión.

Es importante ahorrar agua en el jardín por dos razones. En primer lugar, para ahorrar dinero disminuyendo el consumo marcado por su medidor de agua. En segundo lugar, porque en los momentos de mayor demanda, hasta el 70% de nuestro suministro de agua se puede utilizar en jardines, lo que obliga a los proveedores a utilizar el agua subterránea y extraerla de los arroyos. Esto puede causar daños ambientales y aumentar el precio del agua.

Usted puede diseñar un paisaje que ahorre tanto agua como energía. He aquí un breve resumen de algunas estrategias de jardinería para conservar el agua.

Regar nuestro jardín inteligentemente

Si puede determinar cuánta agua realmente necesitan sus plantas, entonces no las regará en exceso ni desperdiciará agua. Es importante no sólo entender los requerimientos particulares de riego de una planta, sino también la evapotranspiración.

La evapotranspiración es la cantidad de agua que se evapora del suelo y se transpira a través de las hojas de la planta. Esta cantidad de agua debe ser reemplazada a través del riego. Si conoce la tasa de evapotranspiración de su área, puede planificar la cantidad de agua que se va a reemplazar a través del riego. Averigue con los organismos o autoridades locales la tasa de evapotranspiración de su zona. Su microclima particular también afectará la evapotranspiración en diferentes áreas de su jardín.

Es mejor regar las plantas temprano en la mañana cuando las tasas de evaporación son bajas. Esto también proporciona agua a las plantas antes del mediodía, cuando la tasa de evaporación es la más alta.

Xeriscape

El Xeriscape es un método sistemático para promover la conservación del agua en áreas de jardines. Aunque el Xeriscape se utiliza principalmente en regiones áridas, sus principios pueden utilizarse en cualquier región para ayudar a conservar el agua. Aquí hay siete principios básicos del Xeriscape:

  • Planificación y diseño. Provee instrucciones y guía, mapeando sus estrategias de conservación de agua y energía, las cuales dependerán de su clima regional y microclima.
  • Selección y zonificación adecuada de las plantas. Basa su selección de plantas y ubicaciones en aquellas que florecerán en su clima y microclima regional. Agrupe siempre las plantas con necesidades de agua similares.
  • Limitar las áreas de césped. Reduce el uso de césped bluegrass, que generalmente requiere mucho riego suplementario. Considere la posibilidad de sustituir el césped por un césped que use menos agua que el bluegrass.
  • Mejoramiento del suelo. Permite al suelo absorber mejor el agua y favorecer la profundización de las raíces.
  • Riego eficiente. Fomenta el uso de métodos de riego que riegan las plantas en cada área de manera más eficiente.
  • Uso de capa de mantillo. Mantiene las raíces de las plantas frescas, minimiza la evaporación, evita la formación de costras en el suelo y reduce el crecimiento de malezas.
  • Mantener un agradable paisaje. Mantiene la salud de las plantas mediante el deshierbe, poda, fertilización y control de plagas.